Los abogados y el RGPD

El RGPD nace con el objetivo de permitir a los ciudadanos tener un mayor control sobre sus datos personales, sea quien sea el poseedor actual o pasado. También permite a las empresas sacar partido de todas las oportunidades de negocio y visibilidad que se esconden tras la evolución del mercado único digital.

Además, se trata de un reglamento de obligado cumplimiento por toda compañía  perteneciente a la Unión Europea o que trate datos de ciudadanos de la misma, por lo que toda organización debe asegurarse no solo de hacerlo, sino de hacerlo bien no dejando los datos personales de sus empleados, clientes o usuarios desprotegidos bajo ningún concepto. Y tomando las medidas necesarias si un incidente llegara a ocurrir.

RGPD y despachos de abogados

El RGPD se basa en varios principios que se resumen en la minimización de datos, la limitación de la finalidad de estos, la exactitud de la información, la integridad y confidencialidad por parte de quien posee estos datos, la licitud, lealtad y transparencia, la responsabilidad proactiva y la privacidad.

Uno de los puntos más interesantes de estos principios es el principio de responsabilidad proactiva, que se centra en que no solo es necesario que una empresa cumpla con el reglamento, sino que debe demostrar que lo hace.

Por ello, es en este mismo reglamento en el que se incluyen la figuras del responsable y el encargado del tratamiento, que determinan la finalidad de la información y la forma y objetivos con que esta será utilizada.

Más información

¿En qué puede afectar el RGPD a una empresa dedicada a la abogacía?

Un despacho o bufete de abogados debe asegurarse de cumplir con el reglamento, además de contratar a un delegado de protección de datos con tal de evitar sanciones por parte de la administración, además de documentar todas las actividades relacionadas con la información en un RAT.

En el caso de este tipo de empresas, los datos manejados son de alta confidencialidad, por lo que es crucial cumplir con el RGPD teniendo en cuenta todos sus flecos. La solución puede ser un servicio como Pridatect, que facilita toda esta gestión dejando que la compañía siga dedicando su tiempo a la actividad económica que la concierne.

Más servicios para abogados:

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información aquí.