Blog

datos personales - RGPD

4 consejos para no regalar datos personales en internet

4 consejos para no regalar datos personales en internet

Por mucho que sea Navidad, hay regalos que no conviene hacer.  Es cada vez más común utilizar Internet para realizar compras, socializarse, etc . Hay muchas páginas disponibles, muchas plataformas y muchos servicios donde nos registramos y donde no regalar datos personales debe ser una prioridad.

Antes de hacer una gestión, debes comprobar que la página es segura, especialmente si la acción implica facilitar datos sensibles.

El objetivo es evitar riesgos como:

  • Acabar en webs fraudulentas que suplantan la identidad de empresas y servicios conocidos.
  • Comprar artículos falsificados a precio de originales.
  • Ser víctima de virus o fraudes que facilitan el robo de dinero y datos personales.

Por tanto, hay que tener mucho cuidado sobre dónde introducimos nuestros datos. Hay que registrarse siempre en páginas de garantías, que funcionen en HTTPS. Además, lo ideal es no ofrecer más datos de los necesarios, especialmente cuando nos registremos en páginas.

Para evitar esto, hemos recopilado una serie de consejos que evitará que regales tus datos personales en la red.

1- Controla tus contraseñas

No utilices la la misma contraseña para acceder a distintos servicios, si en algún momento tu contraseña se viera comprometida, el riesgo para tu información personal sería mucho mayor, ya que no solo podrían acceder a uno de tus servicios sino a todos aquellos en los que utilizases la misma clave para acceder.

Es muy importante introducir una contraseña compleja, con números y letras en minúsculas, mayúsculas, con símbolos especiales, etc. Así se lo dejarás más difícil a los hackers. Por otra parte, es  recomendable cambiar las contraseñas cada cierto tiempo para dificultar el trabajo a aquellos que quieran entrar en tu cuenta. Tampoco es recomendable pedirle a Google que guarde tu contraseña.

Las contraseñas son las llaves que dan acceso a tus servicios y por ende a tu información personal, por lo que si alguien las consigue podría comprometer tu privacidad, haciendo cosas como:

  • Publicar en tu nombre en redes sociales
  • Leer y contestar correos electrónicos haciéndose pasar por ti
  • Comprar en tu nombre si a la cuenta del servicio tienes asociado un medio de pago
  • Acceder a tu servicio de banca online

Además de usar la contraseña, es aconsejable añadir una capa de seguridad extra a tu cuenta. Una forma de proteger una cuenta de usuario es haciendo uso de sistemas de verificación en dos paso.

2- Navega de forma segura

Todos los navegadores muestran un pequeño candado verde conforme la página web es segura. Verificar la página web a través de las opiniones de los clientes. Comprueba que los clientes están satisfechos.

Cuando termines, no te olvides de cerrar la sesión Pulsa sobre la opción de cerrar sesión al finalizar. Si no lo haces, tú sesión quedará abierta y tus datos personales y/o bancarios estarán visibles para las personas que utilicen el mismo dispositivo para conectarse a Internet.

3- Precaución con el email

Hay que tener presente estas recomendaciones a la hora de usar el correo electrónico:

  • No respondas o abras correos electrónicos de fuentes desconocidas
  • No confíes en los mensajes que aparenten provenir de instituciones financieras, departamentos o agencias que soliciten información de cuentas o de verificación y credenciales de acceso bancario como nombre de usuario, contraseñas, códigos PIN o información similar.
  • No uses enlaces de un correo electrónico para acceder a una página que contenga información privada

Lo recomendable es abrir en una nueva ventana del explorador y que tú escribas la dirección directamente.

4- ¿Tengo la obligación de de dejar los datos?

Antes de facilitar tus datos personales debes analizar quien te los está pidiendo, para qué los va a utilizar y si es necesario que disponga de esa información.

Tienes derecho a la protección de tus datos personales, esto te otorga la capacidad de disponer y decidir sobre toda tu información personal. Se reconoce desde el RGPD. Si alguien te solicita datos personales, debe informarte sobre:

  • La finalidad: para qué van a utilizarlos.
  • El tratamiento que les darán: derecho de información.
  • Cómo ejercer tus derechos: Acceso, Rectificación, Supresión, Oposición, Limitación del tratamiento y Portabilidad.
  • El tiempo de conservación de esos datos.

Dar más información personal de la necesaria no es bueno. ¿Por qué?

  • Recibirás spam.
  • Tu privacidad e identidad se pueden ver comprometidas.
  • Puedes ser víctima de extorsión o chantaje.
  • Si das datos de tercero

Siguiendo todos estos consejos, evitarás que te roben los datos, o al menos lo estarás regalando tus datos personales de primeras.