LOPD

La Ley Orgánica de 3 de diciembre de 2018, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. Esta nueva normativa, suprime la anterior LOPD de 1999, y de acuerdo con su artículo primero establece que tiene por objeto adaptar el ordenamiento jurídico español al RGPD y completar sus disposiciones y así garantizar los derechos digitales de todos los ciudadanos que se recogen en la Constitución Española

Es por ello que, con la Ley se pretende dejar claro que el derecho a la protección de datos personales  se rige directamente por las disposiciones establecidas en el RGPD y la LOPDGDD.

Más información

¿Qué es la LOPD o ley 15/1999?

El objetivo principal de la Ley es garantizar la protección de los datos personales de las personas físicas, y por ello se aplica al tratamiento total o parcial, automatizado o no, de los datos personales. Si bien es cierto, durante su tramitación de la referida normativa, y a diferencia del RGPD se añadió como objeto garantizar los derechos digitales de los ciudadanos.

Tras definir su objeto, se puede indicar que, en líneas generales la normativa se materializa en tres principios básicos, en primer lugar, la exactitud de los datos, en segundo lugar, el derecho de información para los interesados en el tratamiento de sus datos personales y la confidencialidad de quienes intervengan en dicho proceso, y por último, y no menos importante, el consentimiento expreso del titular de los datos para poder recabarlos y usarlos.

LOPD, Protección de datos para empresas

Otro punto importante de la referida normativa es la limitación sectorial en la obligatoriedad de la figura del Delegado de Protección de Datos, figura novedosa que nace del RGPD,  y que la herramienta de Pridatect facilita las funciones que tiene que llevar el Delegado de Protección de Datos en sus obligaciones con las empresas, demostrando todas las gestiones que realiza a través de la gestión de las evidencias y actualizando toda la documentación necesaria para el cumplimiento de la normativa vigente.

Asimismo, un cambio relevante es el exhaustivo régimen sancionador que ha sido aclarado con esta normativa, dado que ha sido mucho más concisa que la normativa europea. La cual sigue una clasificación del antiguo articulado entre muy grave, grave y leve, según el grado de afectación de los datos. Por ello, contar con Pridatect es una garantía en el registro y protocolo de actuación frente posibles brechas de seguridad, gestionando de una forma rápida y eficaz y así evitando cualquier sanción tanto  a nivel económico y/o reputacional.

Implementación de la Ley de Protección de datos

Como principal novedad, el Título X regula de forma exhaustiva la garantía de los derechos digitales, que si bien se aleja de la normativa en protección de datos y consecuentemente con el RGPD, la entrada del título  es un gran acierto dado que son los poderes públicos quienes deben impulsar las políticas que hagan posible el pleno ejercicio de los derechos en la era digital.

En conclusión, es una normativa que tiene una gran transcendencia para todas las empresas que tratan datos personales y para todos los ciudadanos, asimismo como un garante de los derechos en la sociedad digital. Teniendo en cuenta, que dicha ley requiere para su comprensión el RGPD.

 

LOPD para empresas

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información aquí.